La alegría y la dirección de nuestros pasos

Cuanto más vive una persona, más debería aumentar su alegría, pero tu alegría disminuye. Los poetas no se equivocan en lo que dicen; están compartiendo su experiencia vital. Tienen razón. Tu alegría va disminuyendo. Todo va disminuyendo día a día cuando en realidad debería ir aumentando. De modo que te estás desarrollando en la dirección equivocada.



La dirección de tu vida está mal, tu energía está mal. Uno debería estar siempre vigilante, cuestionárselo constantemente; uno debería tener claros estos criterios. Si los criterios están claros y ves que te estás moviendo en una dirección equivocada, entonces nadie, excepto tú mismo, te está impidiendo ir en la dirección correcta.

Una noche dos monjes llegaron a su cabaña. Habían estado viajando durante cuatro meses, pero ahora, como era la época de las lluvias, habían regresado a su cabaña. Pero cuando llegaron, el monje más joven que iba por delante de repente se enfadó y se puso triste; el viento y las tormentas habían arrancado media cabaña y sólo quedaba la otra media. Habían vuelto después de seis meses con la esperanza de que podrían descansar en la cabaña y reguardarse de la lluvia, pero ahora iba a ser difícil. Media cabaña se había derrumbado y la mitad del tejado había sido arrancada por el viento.

El joven monje le dijo a su viejo compañero:

-iEsto es demasiado! Estas son las cosas que me hacen dudar de la existencia de Dios. Los pecadores tienen palacios en las ciudades y no les pasa nada, pero las cabañas de los pobres como nosotros que pasan el día y la noche rezando están destruidas. iDudo que exista Dios! ¿Será verdad este tema de la plegaria, o nos estaremos equivocando? Quizá sea mejor pecar, porque los palacios de los pecadores están sanos y salvos; sin embargo, el viento se ha llevado las cabañas de los que rezan.

El joven monje estaba lleno de rabia y maldición, y sentía que todas sus plegarias eran inútiles. Pero su viejo compañero alzó las manos unidas hacia el cielo y se le empezaron a saltar las lágrimas de los ojos. El joven estaba sorprendido:

-¿Qué haces? -le preguntó.

El anciano dijo:

-Estoy dando graciás a Dios, porque quién sabe lo que podia haber hecho el viento. Se podía haber llevado toda la casa, pero Dios debe haber interpuesto algún obstáculo y, de ese modo, se ha salvado la mitad de nuestra cabaña. Dios también se preocupa por nosotros los pobres, deberíamos darle gracias. Ha escuchado nuestras plegarias, nuestras oraciones no han sido en vano; si no, se habría volado todo el tejado.

Esa noche los dos durmieron, pero como os podéis imaginar, durmieron de formas diferentes. El que estaba lleno de rabia y furor, el que pensaba que sus plegarias habían sido inútiles, se estuvo cambiando de postura toda la noche y tuvo toda clase de pesadillas y preocupaciones rondándole la mente. Estaba preo-cupado. Había nubes en el cielo. Estaba a punto de empezar a llover. Se había volado la mitad del techo y se podía ver el cielo. Mañana empezaría a llover, ¿qué pasaría?

El otro durmió profundamente. ¿Quién más puede dormir tan plácidamente sino la persona cuyo ser está lleno de gratitud y agradecimiento? Se levantó por la mañana y empezó a bailar y a cantar una canción. La canción decía: «Oh Dios, no sabíamos que pudiese haber tanta dicha en una cabaña decrépita. Si lo hubiésemos sabido antes, no habríamos molestado a tus vientos, nosotros mismos habríamos quitado la mitad del tejado. Nunca he dormido tan lleno de dicha. Como faltaba la mitad del tejado, cuando abría los ojos por la noche podía ver las estrellas y las nubes acumulándose en tu cielo. Y ahora que están a punto de

comenzar las lluvias, todavía será más bonito porque, sin medio tejado, podremos oír la músicá de tus gotas de lluvia con mucha más claridad. Hemos sido unos idiotas. Hemos pasado muchas estaciones de las lluvias resguardándonos dentro de la cabaña. No teníamos ni idea de la alegría que era estar al descubierto bajo el cielo y el viento y la lluvia. Si lo hubiésemos sabido, no habríamos molestado a tus vientos; nosotros mismos habríamos levantado el tejado».

El joven preguntó:

-¿Qué es lo que estoy escuchando? ¿Qué tontería es esa? ¿Qué locura es esa? ¿Qué estás diciendo?

-El anciano dijo:

-He analizado las cosas en profundidad,
y mi experieqcia me dice, que todo lo que nos hace más felices es la dirección correcta en la vida para nosotros, y todo lo que nos hace sufrir más es la dirección equivocada. Le he dado gracias a Dios y mi dicha ha aumentado. Tú te has enfadado y tu aflicción ha aumentado. Anoche estabas inquieto, yo he dormido plácidamente. Ahora puedo cantar una canción mientras tú estás a punto de explotar de rabia. Entendí muy pronto que la dirección correcta es aquella en la que la vida se vuelve más dichosa y he enfocado toda mi consciencia en esa direccióm No sé si Dios existe o no. No sé si ha oído nuestras plegarias o no, pero la prueba es que estoy feliz y bailando, y tú estás llorando, enfadado y preocupado. Mi dicha es la prueba de que mi forma de vivir es correcta y tu aflicción es la prueba de que tu forma de vivir es equivocada.

El tener tercer tema es analizar continuamente en qué dirección aumenta tu felicidad. No hace falta preguntarle a nadie. Puedes usar este criterio todos los días, en tu vida diaria. El criterio es la dicha. Es lo mismo que el criterio que se usa para analizar el oro frotándolo sobre una piedra; el orfebre tira todo lo que no sea puro, y guardará en su escondrijo todo lo que sea puro. Analiza todos los días usando el criterio de la dicha fíjate en lo que está bien y lo que está mal. Todo lo que esté mal puedes prescindir de ello, y todo lo que está bien se empezará a acumular como si fuese un tesoro.
 
Osho- El libro del Hara

No....


¿Cómo podemos ser felices o hacer un camino hacia la felicidad?



La felicidad empieza muy temprano, empieza con la madre y se sigue manteniendo en la relación con ella. El camino de la felicidad se interrumpe cuando perdemos el contacto con la madre, por supuesto también con el padre pero eso está en segundo lugar.
 
 
 
Se puede observar, por ejemplo; yo lo hago a veces cuando miro la televisión, miramos a los actores o a los que están hablando, y entonces mi mujer pregunta: "¿Cuál es la relación de éste con su madre?" Se puede ver enseguida, el que está en conexión con su madre brilla, tiene una expresión de alegría y es amado por otros, eso se nota fácilmente; o cuando uno viene y dice que no está feliz, entonces yo pregunto por su madre, por su relación con su madre. Yo tengo en mi corazón a la madre de esta persona ya presente con respeto y como yo respeto a su madre puedo llevarlo hacia su madre y de pronto comienza, también, a radiar, a brillar. éste es un camino a la felicidad.
 Bert Hellinger para Revista Mantra.
Imagen: Lory Presuch

Interrelaciones..

Tú eres yo, y yo soy tú.
¿No es evidente que nosotros "inter-somos"?
Tú cultivas la flor en ti mismo,
para que así yo sea hermoso.
 
 

 
Yo transformo los desperdicios que hay en mi,
para que así tú no tengas que sufrir.

Yo te apoyo;
tú me apoyas.
Estoy en este mundo para ofrecerte paz;
tú estás en este mundo para traerme alegría.
Tich Nath Hanh
Cuadro: Miquel Vicens Riera 
 
 

El camino décimo paso

Haz de tu camino un espejo de ti mismo:
No te dejes influir en absoluto por la manera como los demás cuidan de sus caminos. Tú tienes un alma que escuchar, y los pájaros transmitirán lo que tu alma quiere decir.
 
 
Que tus historias sean bellas y agraden a todo lo que tienes en torno. Sobre todo, que las historias que cuente tu alma durante la jornada se reflejen en cada segundo del recorrido.
Texto: Paulo Coelho
Ilustración: Amanda Clark

Trabajar..

Trabajar es importante para nuestra vida, pero no es lo único. No basta con fabricar zapatos, criar ganado, vender salchichas, o ser catedrático, hay que diversificarse de vez en cuando en lo trascendental para no diluirse en un microcosmos de la desinformación que produce la rutina.
 
 


- Sabiduría Emocional-
Walter Riso

El camino noveno paso

 La naturaleza sigue sus propias reglas: por lo tanto, tienes que estar preparado para los súbitos cambios del otoño, para el hielo resbaladizo del invierno, para las tentaciones de las flores en primavera, y para la sed y las lluvias del verano.
 
 
En cada estación, aprovecha lo mejor que te ofrezca, y no te quejes de sus particularidades.
Texto: Paulo Coelho
Ilustración Amanda Clark

Oración de las mujeres guardianas de la Tierra



Mi corazón de mujer es rociado
con el dulce néctar de sanación
que la Madre Cósmica me entrega.
En este momento soy parte del Círculo Sagrado
 de Mujeres de Luz, y unida a mis hermanas, activo mi fuerza espiritual para irradiar energía amorosa a través de mis manos y mi conciencia.
Te pido Madre Cósmica que bendigas mis manos y las manos de mis hermanas en todo el mundo para poder canalizar aquí y ahora tu Luz Sanadora hacia  la Madre Tierra.
 
 
 
 

 Te pido Madre Divina que hagas de nosotras un instrumento de tu paz.
Te pido Madre Divina que hagas de nosotras un instrumento de tu Luz.
Te pido Madre Divina que hagas de nosotras un instrumento de tu Amor.
Ayúdanos a despertarnos como Mujeres Sagradas, guerreras del Amor, defensoras de la Vida.
Acompañada por la Fuerza espiritual de todas mis hermanas
envuelvo a la Tierra en una Luz intensamente Violeta
y la limpio de todas las heridas.
Libero en este instante su dolor y sufrimiento
y envuelvo a la Tierra en una serena Luz Rosada,
llenando de vibración amorosa cada rincón de este planeta.
El poder gestante de mi útero se une al poder gestante de los úteros de mis hermanas, y entre todas formamos un círculo sagrado de protección para la Madre Tierra.
Estando juntas y conscientes de nuestro poder femenino unificado, nuestro Amor es un arma concreta, más poderosa que cualquier arma de guerra.
Abro en mis circunstancias actuales canales hacia la Gracia Divina.
Me comprometo a Ser Guardiana de la Madre Naturaleza, amando y cuidando todo lo que la Diosa ha creado en la Tierra.
Me comprometo a mantener viva esta oración día tras día,
fortaleciendo el Círculo de Mujeres de Luz.
A través de mis actos cotidianos me comprometo a
sembrar Amor en la Tierra.
Pintura Eva Ruiz.
Fuente: Mujeres de Milagros

Demasiado


Frase

 Tus acciones se acompasarán a tus meditaciones
 
Ramana Mah

Alegria


Oración Esenia

 Dentro del Altísimo, mi alma florece,
se regocija ante la vista del sendero ascendente.
 
 


  Lo que está arriba se une con lo que está abajo,
y el Altísimo ha impregnado mi alma con su radiante mirada.
  De todas las generaciones, la mía ha sido bendecida,
porque el Todopoderoso hizo grandes cosas por mí,
impregnó mi alma con su rayo.
  Sagrado es su nombre, a través de los siglos su bendición se extiende a todos aquellos que, por amor, siguen siéndole fieles.
Sublime e intocable es el Altísimo,
  Todopoderosa es la fuerza de su brazo;
Él dispersa a los orgullosos, destruye a aquellos que sólo piensan en sí mismos,derriba el trono de quienes sólo creen en su propio poder,y eleva a su Reino a los corazones humildes, sencillos, puros y amorosos.
  Regala sus dones a quienes permanecen en silencio ante su presencia.
  El Altísimo nunca abandona a sus hijos que le sirven con sabiduría y amor.
  Amén.
  El Evangelio según San Lucas, 1.46,55.
.Dicha por la Virgen María.
Fuente: Mujeres de Milagros

El camino octavo paso

 Los caminos se cruzan:
Las personas pueden explicar el tiempo que hace. Escucha los consejos, pero toma después tus propias decisiones.
 
 
 
 Tú eres el único responsable del camino que te fue confiado.
Texto: Paulo Coelho
Ilustración: Amanda Clark

Fragmento

 
Las personas más hermosas que he conocido son aquellas que han pasado pruebas, que han conocido luchas, adversidades, que han vivido la pérdida, y que han encontrado el camino para salir del hoyo.
 
 

 Elisabeth Kübler-Ross.
Ilustración: Amanda Clark

Cerrando puertas


La soledad

Como médico, mi tarea es la de ayudar al paciente a ser capaz de afrontar la vida.


En cuanto a las decisiones últimas, que a este propósito hará suyas, no puedo tener la presunción de permitirme un juicio, porque sé por experiencia que toda coacción, desde la más ligera alusión hasta la sugestión, pasando por todos los métodos de influencia que se quiera, no determina a fin de cuentas ninguna otra cosa sino un obstáculo a la experiencia más importante y la más decisiva de todas, que es la soledad consigo mismo, con el propio Sí Mismo, cualquiera sea el nombre que se escoja para designar la objetividad del alma.
 El paciente debe estar solo aunque sea para encontrar y conocer lo que lo sostiene cuando no está en situación de sostenerse él mismo. Únicamente esta experiencia puede dar a su ser fundaciones indestructibles".
C:G.Jung

El camino séptimo paso

 Ten paciencia.
A veces es necesario repetir las mismas tareas, como arrancar las malas hierbas o cubrir los agujeros que surgieron tras una lluvia inesperada. Que esto no te enfurezca, pues forma parte del viaje.
 
 
 A pesar del cansancio, y a pesar de las tareas repetitivas, ten paciencia.
Texto: Paulo Coelho
Ilustración: Amanda Clark

Emociones

 
 
Querer enterrar las emociones no sólo es una tarea imposible, sino peligrosa para la salud dejemos que la emoción actúe con nosotros y a través nuestro de manera equilibrada y saludable.
 
 


 Sabiduría emocional
Walter Riso

Ahora

 
Todo lo que puedas hacer,
Todo lo que sueñes que puedes hacer,
Empieza a hacerlo.
La valentía tiene ingenio, poder y magia.
Empieza a hacerlo; ahora.
 


Goethe

El camino sexto paso

Cuida del camino antes de cuidar de lo que está a su alrededor:
Atención y concentración son fundamentales. No dejes que las hojas secas del borde del camino te distraigan, ni que la manera como los otros cuidan sus propios caminos desvíe tu atención.
Usa la energía para cuidar y conservar el suelo que recibe tus pasos.
Texto: Paulo Coelho
Ilustración: Amanda Clark

El amor

Si queremos un mundo de paz y de justicia hay que poner decididamente la inteligencia al servicio del amor.




Antoine De Saint Exupery

El camino quinto paso

El camino va hacia delante y hacia atrás.
 A veces es necesario volver porque se perdió algo, o porque un mensaje que debía haber sido entregado se quedó olvidado en un bolsillo.
 
 
Un camino bien cuidado permite que puedas volver atrás sin grandes problemas.
Texto: Paulo Coelho
Ilustración: Amanda Clark

El camino cuarto paso

Equípate bien.
Lleva un rastrillo, una pala, una navaja. Entiende que para las hojas secas las navajas son inútiles, y que para la hierbas muy enraizadas los rastrillos son inútiles.
 
 
 
Conoce siempre qué herramienta hay que emplear en cada momento. Y cuida de ellas, porque son tus mayores aliadas.
Texto: Paulo Coelho
Ilustración Amanda Clark

El camino tercer paso

 Honra tu camino.
 Fue tu elección, fue decisión tuya, y en la misma medida en que tú respetas el suelo que pisas, este mismo suelo respetará tus pies.
 
 
 Haz siempre lo más adecuado para conservar y mantener tu camino, y él hará lo mismo por ti.
Texto. Paulo Coelho
Ilustración: Amanda clark

Abandonar

Abandonar puede tener justificación, abandonarse no la tiene jamás.

 
Raplh Waldo Emerson
Fotografía: Mitchell Kanashkevich

Algu dubte que la vida es bella? ¿Alguien duda de que la vida es bella?

Shiatsu

El corazón del Shiatsu es como el amor de madre, la presión sobre el cuerpo estimula la fuente de vida.
 
 
Tokurijo Namikoshi

El camino segundo paso

El camino no dura para siempre.
Es una bendición recorrerlo durante algún tiempo, pero un día terminará, y por eso debes estar siempre listo para despedirte en cualquier punto.
 
 
Por mucho que te deslumbren determinados paisajes, o te asusten ciertos trechos donde hay que esforzarse especialmente para seguir en pie, no te aferres a nada. Ni a los momentos de euforia, ni a los interminables días en los que todo parece difícil, y el progreso es lento. Más tarde o más temprano llegará un ángel, y tu jornada habrá llegado a su término. No lo olvides.
Texto. Paulo Coelho
Ilustración: Amanda Clark

Fortaleza y debilidad

Las virtudes fortalecen, los vicios debilitan. No es posible ser feliz y tener vicios.

 
José Antonio Marina

La puerta de la felicidad

La felicidad no es una meta sino una dirección. Se trata de encontrar un sentido en lo que hacemos y de implicarnos a fondo en nuestras acciones y decisiones. Entonces al mirar atrás, quizá descubramos que hemos abierto una puerta sin apenas darnos cuenta; la llave se encontraba en nuestro interior.

 
Sergio Sinay

El camino primer paso

Al principio del camino hay una encrucijada.
Allí puedes pararte a pensar en la dirección que vas a tomar. Pero no te quedes demasiado tiempo, o nunca saldrás de ese lugar. Hazte la clásica pregunta de Castaneda: ¿cuál de estos caminos tiene un corazón?
 
 
Reflexiona lo necesario sobre las opciones que tienes delante, pero una vez que des el primer paso, olvídate definitivamente de la encrucijada, pues en caso contrario nunca dejarás de torturarte con la inútil pregunta: “¿El camino que elegí era el correcto?” Si prestaste oídos a tu corazón antes de ponerte en movimiento, escogiste sin duda el buen camino.
Texo: Paulo Coelho
Imagen Amanda Clark
 
 

Hay un lugar en ti...

Hay un lugar en ti en el que este mundo en su totalidad ha sido olvidado, y en el que no quedan memorias de pecado ni de ilusiones. Hay un lugar en ti donde el tiempo ha desaparecido y donde se oyen ecos de la eternidad. Hay un lugar de descanso donde el silencio es tan absoluto que no se oye ningún sonido, excepto un himno que se eleva hasta el Cielo para brindar júbilo a Dios el Padre y al Hijo.
 
 
Allí donde Ambos moran, allí Ambos son recordados. Y allí donde Ambos están, allí se encuentran el Cielo y la paz.
 Un curso de Milagros
Imagen:  Natalia Tour

Vivir con ligereza

Exisitir no tiene por qué ser una tarea complicada y llena de obstáculos. en ocasiones, sentimos espontáneamente que todo resulta sencillo y agradable.


 
 
Otras veces, somos nosotros quienes podemos propiciarlo. Adoptar ciertos hábitos puede hacernos sentir la mezcla perfecta de calma y energía que eleva nuestro ánimo y nos llena de alegría y optimismo.

Exponernos siempre que nos sea posible a la belleza, bondad y alegría aumenta nuestras posibilidades de sentir ligereza.

Es ligero todo aquello que escapa de la gravedad, lo que tiende hacia cielo, todo lo que no es materialismo. Por eso la ligereza es tan agradable de sentir; nos empuja hacia arriba tanto en un sentido real como figurado, nos eleva hacia lo mejor de nosotros mismos, hacia esa parte nuestra que amamos, confiada y optimista. Porque la sensación de ausencia de obstáculos que conlleva la ligereza no es una carencia de vínculos, bien al contrario, nos sentimos fuertemente vinculados a la vida. La gravedad en cambio, nos aisla nos separa y alza barreras invisibles entre el mundo y nosotros. La ligereza facilita la movilidad, la apertura. Es, a menudo, sinónimo de libertad de cadenas interiores que se rompren...

Christophe André

La alegría

La alegría está en la lucha, en el sufrimiento que supone la lucha, y no en la victoria misma. Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo tota es una victoria completa.

 
Mahatma Gandhi
Fotografia: Nico Fredia

Movimiento

La vida nunca es estancamiento. Es movimiento constante, movimiento sin ritmo, pues nosotros como cambiamos constantemente.
Las cosas viven moviéndose y ganan fuerza mientras lo hacen.
 
Texto: Bruce Lee
Ilustración: Amanda Clark
 

El amor vuela

Como los mayores daban demasiadas vueltas con la respuesta, las cuatro niñas decidieron preguntarle a su sabio preceptor:
-Maestro, dinos qué es el amor. Nuestros padres nos responden que lo sabremos cuando seamos mayores. ¿Acaso es algo malo?

 


-No es nada malo, más tampoco ellos están equivocados. No sabréis que es el amor hasta sentirlo. Pero, mientras, podemos aprender algo para reconocerlo. Mañana os daré un regalo.
Al otro día el preceptor les entregó cuatro pequeñas jaulas con un pájaro en cada una.
-Son para vosotras, pequeñas. Cuidad cada una el vuestro. Como veis, son pequeños, alegres y saben cantar. No quiero saber nada de ellos hasta que no os pregunte personalmente. Pero sobretodo que cada una cuide del suyo.
El tiempo pasó, y entre clase y clase el maestro vio que los rostros de las niñas cambiaban cada día. En sus gestos y miradas notaba alternativamente la felicidad, la preocupación, la melancolía o el júbilo; a veces todas parecían tristes o las cuatro eran una expresión de alegría. Cuchicheaban entre ellas y era evidente que se morían por contarle algo. Tras un par de meses, en los que vio en las niñas el paso de todos los sentimientos, les pidió que al día siguiente trajeran sus jaulas.

La primera en hablar fue la que parecía más contenta con el suyo. Lo había puesto en una jaula más grande, con sus pequeños columpios para saltar y tacitas de agua para beber.
-Veo que tu pajarito está muy bien acostumbrado a su nueva jaula. Está gordo y parece saludable. Más no oigo que cante, dijo el tutor.
-Es verdad. No me había dado cuenta-respondió la niña-. ¡Parece tan contento!
-Es evidente que lo quieres. El amor es cuidar a quien amamos, pero también hay que escuchar y saber qué quiere de nosotros. Posiblemente esté agradecido por lo que haces por él, aunque no estoy seguro de que esté muy a gusto, ya que por alguna razón ha dejado de cantar.

La segunda le mostró la suya, en la que el pajarillo había crecido notablemente; estaba bastante gordo y apenas podía moverse en su pequeña jaula.
-Veo que el tuyo está bien alimentado, diría que demasiado. Y tampoco canta. Parece que para ti el amor es dar en exceso, lo que a la larga no será bueno para ambos. Le has dado tanto de comer que este animalito ya no podrá salir de su jaula y tendrás que romperla si quieres liberarlo. Está incómodo y de mal humor. Míralo, lo suyo es simplemente esperar, no le has enseñado a hacer otra cosa. Haz como tu hermana, dale más espacio y menos comida. Tal vez acabe cantando para comunicarse contigo… o porque es más feliz. Tú también tendrás que aprender a observarlo: quizá quiera otra cosa.

La tercera le mostró su jaula vacía, y entre sollozos le contó que quería tanto a su mascota que cada día lo sacaba de la jaula y la tenía un rato en sus manos. Pero un día pensó que tenía frío y la cobijó bajo su abrigo, y cuando quiso darse cuenta había muerto.
-No llores, pequeña-dijo el preceptor-.A veces el amor es como un pajarillo en nuestras manos: si la abrimos demasiado echa a volar, pero si lo apretamos mucho se muere. Te regalaré otro y sabrás ahora como cuidarlo. El pobrecillo ya te ha enseñado lo más difícil del amor.

La cuarta niña también le mostró su jaula vacía, pero la expresión de su rostro no era de tristeza, sino de pícara alegría.
-¿Y tú qué me cuentas?, preguntó el sabio.
La niña le hizo un gesto y se acercó a la ventana. La abrió, sacó un puñado de granos del bolsillo y lo esparció en el alféizar. Unos segundos después, cinco o seis pajaritos se posaron allí y no dejaron ni un solo grano. Después volaron a un árbol cercano, desde donde llegó hasta la habitación un concierto de gorjeo y silbidos.
-¿Uno de esos es el tuyo? volvió a preguntar el maestro.
La niña asintió.
-El mejor amor es el que se vive en libertad. Cada amor es diferente, pero a la vez ese amor es único. Espero que lo hayas hecho porque amar a un animalito no es lo mismo que el amor entre ellos. Lo has dejado en libertad para elegir, y creo que ya ha hecho amigos y tiene pareja, pero también te quiere a su modo y te devuelve amor en su canto. Si llegas a amar así serás feliz

Alejandro Jodorowsky
Plano Creativo

La Rosa


Frase

Nuestra naturaleza está en movimiento. El reposo absoluto es la muerte.
 
 
 
Blaise Pascal

Las lágrimas

Las lágrimas que derramé en el pasado,
se han convertido en lluvia
que riega suavemente
mi jardín de hoy.

 


 Thich Nath Hanh

 



Liberar...

 
 
Cuando uno perdona y libera, no sólo se quita de encima una enorme y pesada carga sino que además abre la puerta hacia el amor a sí mismo.
Texo: Louise L.Hay
Art :Olga Gouskova
Fuente: Mujeres de Milagros
 
 
 

Soy tu ángel

 
Seré tu nube en el cielo
Seré tu estrella fugaz
Seré tu luz brillante
Yo seré tu hombro cuando llores
 
 


Escucharé tus voces cuando me llamas
Y cuando toda esperanza se ha ido, estoy aquí
No importa lo lejos que estés, Yo estoy cerca
Tan cerca, como la luz de la luna
Yo soy tu ángel.
Ellen Stone
The Secret la revista

Quiéreme tal y como soy...


Decálogo de la madre según la psicogenealogia

He parido un hijo que no es mío. Lo entrego al mundo.
Este hijo no ha venido a cumplir mi proyecto, ni los proyectos de mi árbol genealógico, sino el suyo propio.


No lo bautizo con ningún nombre ya presente en el árbol, ni con nombres que le impriman un destino.
Se lo doy todo, lo crío con afecto, sin dejar de ser yo misma, sin adicción al sacrificio, sino con responsabilidad y desde la libertad.
Le ofrezco herramientas que ayuden a construir el edificio de su propia vida, pero acepto que tome libremente las que juzgue adecuadas y rechace las inadecuadas para él. Me doy cuenta que la mejor manera de enseñar a un hijo no es con mítines, ni con límites, sino con el ejemplo.
Acepto que deje de llamarme "mamá" cuando él lo decida, para pasar a llamarme por mi propio nombre, porque así rompe lazos de dependencia y la relación entre ambos se equilibra.
Le permito y facilito que tenga un espacio privado e íntimo en la casa que sienta como su propio territorio.
 En cuanto a la elección de sus amistades, de su carrera, de sus actividades de ocio, etc., le escucho, le doy mi parecer, pero no selecciono nada por él, ni le prohibo ni lo obligo.
Dejo que mi hijo cometa errores, que se caiga, que no sea perfecto. Comprendo que cada fracaso es un cambio de camino y con ellos se crece cada día; si lo protejo demasiado lo paralizo, nunca será adulto.
Jamás definiré a mi hijo ("es tranquilo", "eres nervioso", "es tímido"...), porque entiendo que los niños forman su autoconcepto a partir de lo que sus padres dicen de él. Le transmito que dentro de él están todas las posibilidades del ser, lo es todo en potencia.
 

La fragilidad..

Lo que nos hace frágiles también nos hace fuertes. Somos humanos, no héroes ni androides. Basta con reconocerlo para sentir fortaleza interior, capacidad para solidarizarnos con los demás y energía para recomponemos y seguir adelante.

 


 Es un gusto celebrar alegrías, pero lo que nos enlaza plenamente con el otro es compartir el dolor.

Xavier Guix
 

Sanación por Camilo de Lelis


Estos son sus principios:

Honra la sacralidad de mi persona por encima de mi fragilidad y limitaciones.
Sírveme con amor respetuoso, con toda tu inteligencia, con todas tus fuerzas y con todo tu tiempo.



Cuídame como quisieras ser atendido o como lo harías con la persona mas querida.
Hazte defensor de mis derechos para que sean atendidos y respetados.
Evita toda negligencia en que puedas poner en peligro mi vida o prolongar mis sufrimientos.
No frustres mi esperanza con tu afán o impaciencia, con tu falta de delicadeza y competencia.
Soy un todo, un ser integral. No me reduzcas a un número y no te limites a una relación funcional.
Comparte mis angustias, aunque no puedas aliviar mi dolor, reconfórtame.
Conserva limpios tu corazón y tu profesión, no permitas que la ambición y la sed de dinero te manchen.
Preocúpate por mi pronta mejoría, no olvides que he venido a ti para salir recuperado lo antes posible.
Y cuando hayas sido como debes ser, cuando hayas hecho todo cuanto debes hacer, no olvides darme las gracias.
Camilo de Lelis fue un santo italiano que se dedicó a curar a los enfermos (1550-1614) Fuente: Plano Creativo

Amar...

Todos sabemos amar, pues hemos nacido con ese don. Algunas personas lo practican naturalmente bien, pero la mayoría tiene que reaprender, recordar cómo se ama, y todos, sin excepción, tenemos que quemarnos en la hoguera de nuestras emociones pasadas, revivir algunas alegrías y dolores, malos momentos y recuperación, hasta conseguir ver el hilo conductor que hay detrás de cada nuevo encuentro; sí, hay un hilo...


Paulo Coelho

Iluminar

Cada cual aporta su astilla a la hoguera que ilumina el mundo.
 
 
Pascal Quignard

Me doy cuenta...

Me doy cuenta que si fuera estable, prudente y estático, viviría en la muerte. Por consiguiente, acepto la confusión, la incertidumbre, el miedo y los altibajos emocionales, por que ése es el precio que estoy dispuesto a pagar por una vida fluida, perpleja y excitante.

 
Carl Rogers

Atreverse

Reir es arriesgarse a parecer loco.
Sollozar es arriesgarse a parecer sentimental.
Tenderle la mano a otro es correr el riesgo de comprometerse.
Exponer tus ideas y tus sueños ante los demás, es arriesgarte a perderlos
 Amar es arriesgarse a no ser correspondido.
Vivir es arriesgarse a morir.
 
 
Creer es  arriesgarse a fracasar.
Pero debemos arriesgarnos, porque el mayor peligro en la vida no es arriesgarse a nada.
Quienes no arriesgaron nada no hacen nada, no tienen nada, no son nada.
Tal vez eviten el sufrimiento y el dolor,
pero no pueden aprender, sentir, crecer, amar ni vivir.
Son esclavos encadenados a sus actitudes; han perdido el derecho a la libertad.
Sólo quien arriesga es libre.
Anónimo
Ilustración: Lena Guberman
 

El arte de no enfermarse

Si no se quiere enfermar; hable de sus sentimientos. Las emociones y sentimientos que están escondidos y reprimidos, terminan en enfermedades como: gastritis, úlcera, dolores lumbares, dolor en la columna. Con el tiempo, la represión de los sentimientos degenera hasta el cáncer. Entonces, vamos a sincerar, confidenciar, compartir nuestra intimidad, nuestros secretos, y nuestros errores. El diálogo, el hablar, la palabra, es un poderoso remedio y una excelente terapia.


 
Si no se quiere enfermar; tome decisiones. La persona indecisa permanece en duda, en la ansiedad, en la angustia. La indecisión acumula problemas, preocupaciones, agresiones. La historia humana es hecha de decisiones. Para decidir es preciso saber renunciar, saber perder ventajas y valores para ganar otros. Las personas indecisas son víctimas de dolencias nerviosas, gástricas y problemas de la piel.
 
Si no se quiere enfermar; busque soluciones. Las personas negativas no consiguen soluciones y aumentan los problemas. Prefieren la lamentación, la murmuración, y el pesimismo. Es mejor encender un fósforo que lamentar la oscuridad. Una abeja es pequeña, pero produce lo más dulce que existe. Somos lo que pensamos. El pensamiento negativo genera energía negativa que se transforma en enfermedad.
 
Si no se quiere enfermar; no viva de apariencias. Quien esconde la realidad, finge, hace poses, quiere siempre dar la impresión de estar bien, quiere mostrarse perfecto, bonachón, etc., pero está acumulando toneladas de peso. Una estatua de bronce con pies de barro. Nada peor para la salud que vivir de apariencias y fachadas. Son personas con mucho barniz y poca raíz. Su destino es la farmacia, el hospital, y el dolor.
 
Si no se quiere enfermar; acéptese. El rechazo de sí mismo, la ausencia de autoestima, hace que nos volvamos ajenos de nosotros mismos. Ser uno mismo es el núcleo de una vida saludable. Quienes no se aceptan a sí mismos, son envidiosos, celosos, imitadores, competitivos, destructivos. Aceptarse, aceptar ser aceptado, aceptar las críticas, es sabiduría, buen sentido y terapia.
 
Si no se quiere enfermar; confíe. Quien no confía, no se comunica, no se abre, no se relaciona, no crea relaciones estables y profundas, no sabe hacer amistades verdaderas. Sin confianza, no hay relacionamiento. La desconfianza es falta de fe en sí, en los otros y en Dios.
 
Si no se quiere enfermar; no viva siempre triste. El bueno humor, la risa, el reposo, la alegría, recuperan la salud y traen larga vida. La persona alegre tiene el don de alegrar el ambiente donde vive. “El buen humor nos salva de las manos del doctor”. La alegría es salud y terapia.
Dr. Dráuzio Varella, El arte de no enfermarse
Fuente: Plano Creativo

La verdad

Mucha gente, especialmente la ignorante, desea castigarte por decir la verdad, por ser correcto, por ser tú.
 
 
Nunca te disculpes por ser correcto, o por estar años por delante de tu tiempo.
Si estás en lo cierto y lo sabes, que hable tu razón.
Incluso si eres una minoría de uno sólo, la verdad sigue siendo la verdad.
Mahatma Gandhi
Fuente. Plano Creativo