Atreverse

Reir es arriesgarse a parecer loco.
Sollozar es arriesgarse a parecer sentimental.
Tenderle la mano a otro es correr el riesgo de comprometerse.
Exponer tus ideas y tus sueños ante los demás, es arriesgarte a perderlos
 Amar es arriesgarse a no ser correspondido.
Vivir es arriesgarse a morir.
 
 
Creer es  arriesgarse a fracasar.
Pero debemos arriesgarnos, porque el mayor peligro en la vida no es arriesgarse a nada.
Quienes no arriesgaron nada no hacen nada, no tienen nada, no son nada.
Tal vez eviten el sufrimiento y el dolor,
pero no pueden aprender, sentir, crecer, amar ni vivir.
Son esclavos encadenados a sus actitudes; han perdido el derecho a la libertad.
Sólo quien arriesga es libre.
Anónimo
Ilustración: Lena Guberman
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario