Decálogo de la niñez




Cuando un niño se tira, no quiere decir que se caiga.
Cuando un niño choca, no quiere decir que empuja.
Cuando un niño golpea, no quiere decir que lastime.
Si un niño se mueve, no quiere decir que sea
activo.
Cuando un niño se muestra activo, no quiere decir que sea hiperactivo.
Cuando un niño hace silencio, no quiere decir que se calle.
Cuando un niño sueña, no está distraído.
Cuando un niño se inmoviliza, no quiere decir que esté quieto.
Cuando un niño está sólo, no quiere decir que está aislado.
Cuando un niño se esconde, pide una mirada suave.
Cuando un niño consiente, no quiere decir que acuerde.
Cuando un niño ríe, no quiere decir que está contento.
Cuando un niño se asombra, no quiere decir que está asustado.
Cuando un niño pregunta, no quiere decir que no sepa.
Cuando un niño transgrede, no quiere decir que se equivoca.
Cuando un niño se equivoca, no es un acto de ignorancia.
Cuando el tiempo concluye, no quiere decir que el niño termine.
Y cuando un niño dice que no, quiere decir que dice que no
 Daniel Calmels

 
 Ilustración de Jim Mc Neill
Fuente: Estratégias Educativas

No hay comentarios:

Publicar un comentario