Cuando te sientas con un amigo que está sufriendo

Cuando te sientas con un amigo que está sufriendo,
cuando su mundo ya no tiene sentido;
cuando la confusión ruge y
no encuentra descanso.
...
 
 
Tan sólo por un momento,
¿resistirías la tentación
de querer mejorar las cosas,
de tranquilizarlo,
de ofrecerle respuestas,
incluso de sanarlo?
¿Le ofrecerías tu quietud, tu escucha,
tu presencia, y el amor
de tu inmediatez?
¿Lo acogerías en tu corazón,
con la misma ternura
de una madre que abraza a su pequeño hijo?
¿Lo abrazarías tal y como está,
sin la necesidad de cambiarlo o transformarlo
para que se ajuste a tus propias necesidades y programa?
¿Te mantendrías cerca,
abrazando tu propia impaciencia
e incomodidad?
¿Lo mirarías a los ojos
viéndote a ti mismo?
¿Te quedarías en el infierno del sanar
con él, confiando en la desintegración,
sabiendo que simplemente estás presenciando
la caída de un viejo sueño?
A veces, al no hacer nada
todo se deshace,
y el amor se revela como
la única medicina.
- Matt Licata y Jeff Foster

No hay comentarios:

Publicar un comentario