Yo mismo

Un momento muy importante en el trabajo sobre uno mismo es cuando un hombre comienza a distinguir entre su personalidad y su esencia.
El Yo verdadero de un hombre, su individualidad, sólo puede crecer desde su esencia.
Se puede decir que la individualidad de un hombre es su esencia, crecida, madura.



Pero a fin de que la esencia pueda crecer, es necesario debilitar la presión constante que hace la personalidad sobre ella, puesto que los obstáculos para el crecimiento de la esencia se encuentran en la personalidad.
-G. I. Gurdjieff

No hay comentarios:

Publicar un comentario