Lo más normal

Lo más normal en una familia es que se vivan tanto sentimientos de cariño, protección, seguridad y amor como desencuentros, descuentos, decepciones y abandonos.
 
 
 
Es muy despierto, honesto y sano dejar de aparentar perfección y reconocer sin acritud que en general nuestras familias nos han dado mucho, y también quitado. Pensar en una familia como un oasis eterno de sonrisas, abrazos y celebraciones es montarte una película y olvidar que el ratoncito Pérez es en realidad tu madre.
Fuente: Avanza SRC

No hay comentarios:

Publicar un comentario