Dejar de pensar

... pero empezando AHORA!
 

 Os es difícil dejar de pensar, ¿verdad? Hay que hacerlo, porque sino quedaréis inevitablemente bajo la égida de los recuerdos y constantemente estaréis sufriendo los efectos del recuerdo.




Cuando entréis dentro de ese gran vacío que habéis creado, entonces sabréis lo que es la INTUICIÓN, sabréis lo que significa poder CONVERSAR TELEPÁTICAMENTE con otras personas que están dentro de aquel vacío también o que tienen vacíos análogos. La reacción entre uno y otro vacío es el MENSAJE TELEPÁTICO que os formáis.
Al Maestro se lo considera como un vacío, tremendo, insalvable todavía por nosotros, pero que permite unas ciertas aperturas para aquellos que han realizado un cierto vacío en su interior.
Y hay que intentarlo; es una experiencia muy interesante. No es el fruto de un día, ni de una hora, ni de una semana, ni quizá de un año tampoco, quizá de veinte años, no importa el tiempo, es EMPEZAR AHORA.
Empezar a dejar de pensar en lugar de pensar y veréis que se va aniquilando el pensamiento. Lo que vais a hacer es que el pensamiento lo tendréis en un rinconcito, bien guardadito, para utilizarlo cuando creáis conveniente, pero quien mandará sois vosotros, no el pensamiento.
En tanto el pensamiento esté dueño de la mente, no podéis ser los pensadores, sino que seréis los pensados; ¿os dais cuenta de la diferencia entre el pensador y el pensado? Entre el que ha creado un campo de experiencia y aquel que está constituyéndolo.

Por Vicente Beltrán Anglada

No hay comentarios:

Publicar un comentario