No encontré...

No encontré La Puerta para salir y usé la ventana, sin permiso.
Esperaba la aprobación; cuando me expresaba, cuando me vestía y me desvestía a cambio, escuché todas las advertencias,
para callarme, para vestirme y las peores amonestaciones al desnudarme.

 



Quise Saber y me aconsejaron desistir; "a Una Mujer que Sabe,
todo le cuesta el doble" Aprendí sin permiso....

Robé libros prohibidos, leí a la luz de la vela, me escondí de los bibliotecarios y mantuve callado lo adquirido.
Me atreví osadamente a enamorarme sin ser correspondida; seguí mi instinto y logre por fin, dejar de lastimarme.
Volví sobre mis pasos, resolví reencuentros, pendientes escaramuzas del destino que nos alejan sin el menor sentido.
Sané. Seguí, encontré, Parí Mi Vida y ésta no pudo menos que recompensarme.
Como pude? Como hice? Dejé de pedir Permiso.

LA MAGA

No hay comentarios:

Publicar un comentario