La enfermedad

A menudo se le dice a un enfermo que su enfermedad está condicionada desde el alma. Es muy probable que él reciba eso como una desvalorización ya que con ello a veces se le dice que con sólo querer otra cosa, todo sería distinto.
Pero no es así porque las implicaciones que actúan detrás son inconscientes. El impulso por el cual a veces una persona manifiesta una actitud destructiva es completamente inconsciente. Sólo cuando la implicación que actúa detrás sale a la luz, puede haber un cambio.




Es posible que a veces una enfermedad sea sanadora para el alma. En ese caso no debe tratarse de sacarla del camino inmediatamente sin que la persona afectada la haya aguantado y la enfermedad -para expresarlo paradójicamente- haya desplegado primero su efecto sanador. Recién después puede irse.
 

BERT HELLINGER

No hay comentarios:

Publicar un comentario