Armonía


 Cada mañana nos llegan nuevas y bonitas invitaciones.
Una de ellas es la de ser armonía para traer armonía al mundo.
Armonía no es debilidad: también el minero, en su lucha con la tierra, puede ser armonía. Las personas armoniosas, se nos dice, tienen una corriente más poderosa.





 Unir en vez de separar, desmantelar barreras y construir puentes, son manifestaciones de la armonía. La armonía es equilibrio, ecuanimidad, bálsamo que cura. Se nos pide que vivamos en armonía los unos con los otros. Significa en paz, en lealtad y en verdad.
Las flores, en el campo, crean bellísimas alfombras.
Que sean nuestro ejemplo.



Las hojas del Jardín de Moyra

No hay comentarios:

Publicar un comentario