Se que sufriste...

Las personas que sufrieron graves abusos y traumas pueden imaginar que toman en brazos al niño que fueron y le recuerdan su inocencia; pueden decirle, por ejemplo: "Sé que sufriste mucho con tus padres en ciertos momentos, y con estas raíces tú vas a crecer y con estas cicatrices tú vas a ser grande también. De manera que ahora te tomo en brazos y seguimos nuestro camino. Al final todo ha salido bien.
 
 
 
Respecto a lo que fue doloroso con los padres, ellos, como mayores pueden llevar su culpa y responsabilidad y tú, como niño, puedes seguir queriéndolos tal y como son y conservar tu inocencia.
Joan Garriga

No hay comentarios:

Publicar un comentario