No dejes que le dé sed al árbol

No dejes que le dé sed al árbol que tanto te ama, que atesoró tu semilla, que cristalizó tu vida a las seis de la mañana. No dejes que le dé sed al árbol del que eres sol
 
 
 
Frida Kahlo
Fuente: Felicidad en los caminos

No hay comentarios:

Publicar un comentario