Me alegro

... Me alegro de que os juntarais y me dierais la vida, y os doy las gracias y digo sí a la vida que me disteis y la aprovecho, y em todo lo bueno que vivo en mi vida os tengo presentes, entonces los padres se sienten grandes y el hijo se siente impulsado a la vida, y puede dejar a los padres y seguir su propio camino, poseer la vida, fecundarla, inyectar sus genes en el torrente de la vida, crear arriesgar, vivir. Y de vez en cuando se volverá hacia sus padres y dirá de nuevo "Gracias.




El rechazo ata. El asentimiento libera, pues es amor.
Lo dijo san Agustín: ama y sé libre.
Joan Garriga- El buen amor en la pareja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario