Maravillarse


La gente viaja para maravillarse
ante las cumbres de las montañas
ante las olas enormes de los mares,
ante los grandes cauces de los ríos,
ante la vasta extensión del océano,
ante el movimiento circular de los astros,
y pasan ante ellos mismos sin maravillarse.

 

 San Agustín




No hay comentarios:

Publicar un comentario