El amor....

El amor consume todas las impurezas que cubren nuestro corazón y nuestra alma, hasta que gradualmente comenzamos a experimentar la verdad de lo que somos realmente: no un ser separado o un ego disfuncional, sino parte de una danza cósmica en la que cada célula alaba y glorifica a Dios. 



 

Llewellyn Vaughan-Lee
Fuente: Mujer Nagual

No hay comentarios:

Publicar un comentario