Curar tu cuerpo, curar tu espíritu

El inconsciente nos envía enfermedades como si fueran emisarios, para que, eludiendo la barrera moral que impide nuestras impulsiones básicas se hagan presentes, transmitan a nuestra parte racional informaciones preciosas.
 
 
 
Más que luchar contra la enfermedad, viendola como un funesto enemigo, es mejor imaginar que es una entidad respetable a la que es preferible adoptar y seducir, agradeciéndole que nos obligue a ocuparnos de nuestro cuerpo, liberándonos así de los espejismos mentales en los que nos sumergimos para no encarar valientemente los traumas y conflictos.
Alejandro Jodorowsky
Image: Edgar Zhukovsky
Fuente: Plano Creativo

No hay comentarios:

Publicar un comentario