Si vivimos...

Si vivimos en armonía con el niño que hay en todos,
el cielo es claro y la tierra es sólida.
Todo está alegre, floreciente y el ciclo sagrado se renueva.
Cuando se maltrata al niño que hay dentro de nosotros,
el cielo se enturbia y la tierra se torna estéril.
Se pierde el equilibrio y las criaturas desaparecen para siempre.




 Lobo Negro- Mujer árbol




 




No hay comentarios:

Publicar un comentario