Oración


Oh, Gran Espíritu, hazme suficiente para mis propias necesidades.
Haz que me ocupe en todo momento de mis propios asuntos, y que no pierda ocasión de refrenar mi lengua.






 Cuando me toque sufrir, haz que tome ejemplo de los buenos animales de raza y me retire a la soledad para llevar yo solo mi sufrimiento, sin atribular a los demás con mis quejas.
Ayúdame a vencer, si debo vencer; pero -y especialmente esto, oh Gran Espíritu- si no está decretado que yo deba vencer, haz que sea por lo menos un buen perdedor.
 Fuente: Guardianes indios


No hay comentarios:

Publicar un comentario