Lo mejor, lo más bello, lo más apetecible del mundo...

Escribió, lúcido, Hemann Hesse:

Usted podrá tener siempre todo aquello que se puede comprar con dinero, pero estará condenado a ver cómo precisamente lo mejor, lo más bello, lo más apetecible no se puede comprar con dinero.
 

 


 Lo mejor, lo más bello, lo más apetecible del mundo sólo puede pagarse con la propia alma, lo mismo que el amor no puede comprarse.

Y si alguien posee un alma no pura, no capaz del bien o al menos


de creer en el bien, tampoco poseerá sensibilidad suficiente para lo mejor y más noble, y tendrá que contemplarse para siempre con la imagen empequeñecida, ajada, borrosa, del mundo que sus pensamientos, para propia tortura y pobreza, se han forjado.”

Deseo que esta frase y este vídeo os inspiren, que sean pausa en el camino de lo cotidiano y ventana a senti-pensares distintos, reveladores, emocionantes, sorprendentes.

Àlex Rovira.
Arte: Anne-Julie Aubry

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario